Fuerza de Seguridad Mundial de la República de la Tierra
HOME - KEY - PAÍSES - ESTRUCTURA - REGLSA - ADESIÓN - COMUNICADOS - DOCUMENTOS - DISPOSICIONES - CONTACTS

Democracia, libertad, justicia, bienestar, desarrollo, solidaridad, seguridad y paz son los objetivos fundamentales de la República de la Tierra, el gobierno mundial elegido directamente por los habitantes del planeta.

Democracia efectiva está garantizada por la manera de elegir al Gobierno de la República. Libertad y justicia son establecidas por la Constitución, la cual adopta los principios sobre los derechos y las libertades fundamentales elaborados por el derecho internacional universalmente reconocido. Bienestar, desarrollo y solidaridad se realizan a través de las iniciativas previstas por el programma Holos Global System del que forma parte también la República de la Tierra.

Quedan seguridad y paz. Para realizar esos dos objetivos, sobre todo es necesario considerar la paz como premisa esencial para afrontar los otros problemas. Pero, para garantizar la seguridad, también es necesario tener una fuerza capaz de intervenir en las situaciones de crisis y de impedir todo tipo de violencia, cualquier que sea la parte de donde procede.

La Constitución de la República de la Tierra establece que:

«La República[1] de la Tierra[2] es un sistema[3] de gobierno [4] democrático [5] de los habitantes del planeta [6] y de sus grupos [7] para vivir [8] en paz [9] de la mejor manera [10] posible[11] »; que «Está prohibida [12] cualquier iniciativa [13] encaminada a modificar formalmente o sustancialmente [14] el sistema democrático[15] »;

«La República reconoce y garantiza [16] los derechos inviolables de la persona humana [17] y promueve el desarrollo de todos los seres humanos [18], de los que reconoce las diversidades [19] de cada uno de ellos y rige los efectos de estas diversidades en función del bien común [20], garantizando a los individuos y a los grupos libertad de pensamiento [21], de expresión y de acción [22] y garantizando el afrancamiento de las necesidades esenciales [23] y, por lo que es posible, del miedo [24]»;

«Ésta se inspira a los principios de verdad, de justicia y de belleza [25] que pueden y deben animar a todo el género humano [26] y requiere el desempeño de los deberes necesarios [27] para garantizar el mejor desarrollo de cada persona [28] y su máxima evolución [29], asumiéndose la tarea de eliminar los obstáculos [30] que pueden impedir tales resultados[31] »;

«La República concilia los conflictos entre sus habitantes[32] , garantizando su libera, correcta y pacífica competición[33] , moderando sus excesos [34]»;

«La República apoya todas las iniciativas [35] dirigidas a promover procesos [36] para realizar el máximo nivel de desarrollo [37], proponiéndose como base [38] y, por tanto, como principio organizador[39] , el equilibrio[40] »;

«Reconoce la unidad de todos los individuos [41] y interviene en los conflictos entre instintos y razón [42] y entre individualidad y comunidad [43], apoyando la difusión del altruismo [44] y de la previsión [45] y garantizando solidaridad efectiva entre los pueblos [46], promoviendo activamente cada acción en favor de la paz [47]»;

«Se empeña a eliminar la criminalidad y sus causas [48] y a garantizar el orden público [49], mitigando de manera apropiada toda degeneración [50] y sus efectos [51]»;

«Concilia y, si necesario, elimina los conflictos que pone en peligro la incolumidad de sus habitantes utilizando la fuerza sólo si eso es indispensable [52]».

El punto 3) de las «Disposiciones de cumplimiento de la Constitución de la República de la Tierra» establece que «hasta la elección de la Asamblea internacional prevista por la Constitución[53], la gerencia y la coordinación de la República de la Tierra corresponderán a un Comité de los representantes formado por los dos cientos participantes designados por los fundadores, que habrán obtenido el mayor número de designaciones al final de cada trimestre solar y que aceptarán tal encargo[54]».

Con relación a cuanto antes indicado el Comité de los Representantes de la República de la Tierra instituye a Balaloka[55] , una fuerza de seguridad mundial organizada, con la función de garantizar libertad personal de los habitantes del planeta y de limitar y, si se requiere, eliminar cada acción violenta en toda la Tierra.

No se trata de una fuerza que se pone en competición con las fuerzas armadas de los Estados Unidos y de sus organizaciones internacionales sino de una estructura capaz de intervenir a petición de los pueblos y de los Estados para impedir toda forma de violencia.

La fuerza de seguridad mundial estará formada por menos de medio millón de personas de 222 País[56], organizada en grupos por continente y por región. Tendrá los medios para alcanzar rápidamente los lugares de crisis y neutralizar todo tipo de violencia con medios no mortales, para no combatir la violencia con la violencia.

El coste anual de la fuerza de seguridad será de 1.055 millones de dólares por el personal y de 3.195 millones de dólares para los otros costes, por total de casi 4.250 millones de dólares al año, más los inconvenientes.

Todas las actividades de selección y de formación del personal se desarrollarán en un lugar externo a la jurisdicción de los Estados. Todos los gastos de selección, reclutamiento, formación y funcionamiento del personal estarán a cargo de Balaloka.

Quien desea formar parte de la fuerza de seguridad mundial puede presentar una petición llenando el formulario apropiado y la descripción autobiográfica en www.projeos.org.


[1] La república es una forma de gobierno en que la soberanía reside en el pueblo y el poder ejecutivo es ejercido por ciudadanos elegidos por un periodo de tiempo determinado.

[2] La Tierra es el planeta en que vivimos.

[3] Un sistema, entendido como sistema complejo, es un conjunto de objetos y de relaciones entre los objetos y sus conductas, en que los objetos son partes del sistema, las conductas son las propiedades, es decir los atributos, de los objetos, y las relaciones mantienen unido al sistema.

[4] Gobernar significa organizar y dirigir.

[5] La democracia es una forma de gobierno fondada en el principio de la soberanía nacional que se ejerce por medio de representantes libremente elegidos al servicio del pueblo. Un gobierno es efectivamente democrático cuando es expresión de la mayoría de los electores y actua en provecho de toda la población.

[6] Los habitantes del palneta son los habitantes de la Tierra, como seres humanos capaces de deducir y decidir.

[7] Un grupo es un conjunto de personas distintas pero agrupadas para formar un todo único, que puede ser asumido como medio para realizar la máxima responsabilidad individual.

[8] Para vivir es necesario satisfacer necesidades y deseos.

[9] Vivir en paz significa adoptar la manera para atenuar los conflictos y realizar la armonía entre dos o más personas que tengan unidad de intento.

[10] La manera de vivir es efecto de la manera de percibir los problemas.

[11] Vivir de la mejor manera posible significa establecer el límite del máximo bienestar individual respecto del máximo bienestar general, en el sentido de que el máximo bienestar individual no limite el máximo bienestar general.

[12] Es una de las pocas prohibiciones de la Constitución, de la que no se puede prescindir, para no inhibir el mismo carácter de la República de la Tierra.

[13] La prohibición de realizar una iniciativa prohibida corresponde a la exigencia de no manifestar actos, ciertamente no a la plena libertad de pensamiento.

[14] Cualquier manifestación de pensamiento es acción y, como tal, es manifestación de potencia. Por tanto la prohibición es relativa a cualquier manifestación de potencia que tenga como objeto la modificación de la forma (la calidad) y de la sustancia (las reglas).

[15] La modificación del sistema volvería inútil – y a lo mejor negativa - la iniciativa, porque sería desvirtuado el prefacio de ésta, en que se afirma que la República de la Tierra es un sistema de gobierno democrático.

[16] Se corrobora el concepto de garantía que la institución reconoce espontáneamente, sin la acción de los participantes, que en cambio tienen la tarea de mantener inalterada esta afirmación en los hechos. Con esta expresión se entiende imponer la voluntad de la institución y de sus participantes.

[17] El derecho fundamental de la persona humana es la libertad, que puede existir sólo si no es impedida por la insatisfacción de necesidades esenciales y por la represión de deseos – incluido el de ser como se quiere ser – que forman parte de la naturaleza humana.

[18] El desarrollo está entendido como crecimiento de la potencia individual de cada persona, a que corresponde el desarrollo general del conjunto del género humano.

[19] La diversidad es considerada estrategia de desarrollo y por tanto, reconociendo su carácter en función de la evolución, debe ser no sólo tolerada sino también impulsada.

[20] También el desarrollo provoca un desequilibrio, que puede manifestarse aun con efectos no positivos. En este caso, la República de la Tierra se asume la tarea de moderar – no de inhibir – los efectos negativos del desequilibrio.

[21] No se trata de refrenar los efectos negativos que derivan de los desequilibrios relacionados con el desarrollo, sino de mantener la garantía de libertad individual y social. Por ejemplo, ayudar a los dominados a moderar los excesos de los dominantes, constituye una manera para reconducir el desarrollo a su natural reequilibrio, superando aun los niveles jerárquicos que determinan a dominantes y dominados.

[22] Las garantías de libertad deben comprender la manifestación de los actos en la realidad y no quedar una estéril afirmación de principio. Eso, en la convicción de que las acciones, como manifestaciones de potencia de los individuos, están en función del desarrollo de la misma potencia de la que se originan.

[23] El afrancamiento, es decir la satisfacción, de las necesidades esenciales – alimentación y salud – es la primera condición de libertad.

[24] El miedo es una inhibición en relación a una realidad desconocida, constituida no sólo por el futuro sino también por el pasado y por el presente que se ignoran. Causa del miedo por tanto es el no conocer.

[25] La antigua trilogía de verdadero, justo y bello y su desarrollo son premisas inspiradoras de la República de la Tierra.

[26] Todos nosotros podemos y debemos porque tenemos la capacidad potencial y el papel de ser.

[27] La obligación de atribuir a nosotros el propio rol se realiza cumpliendo con las obligaciones, como soluciones a otras tantas necesidades.

[28] Los deberes necesarios son funciones del desarrollo individual.

[29] El mejor desarrollo individual conduce lógicamente a la máxima evolución personal.

[30] Se exprime de nuevo el compromiso con los participantes de eliminar los obstáculos a la realización del fin del género humano de transformar la realidad.

[31] Los obstáculos que se interponen a las metas de una persona no siempre se pueden allanar, pero un conjunto de personas tiene un poder casi ilimitado para afrontarlos y resolverlos.

[32] Los conflictos se han de conciliar de abajo y no de arriba, en orden de prioridad; por tanto la solución de cada conflicto requiere el conocimiento de sus orígenes y de sus causas.

[33] La competición es efecto de la diversidad y, igual que ésta, se debe impulsar en función de la máxima evolución posible de cada individuo y por tanto del conjunto.

[34] Los excesos son la negación de la libertad.

[35] Es oportuno que las iniciativas, como manifestaciones concretas de las ideas, procedan de los participantes, bien de forma individual bien de forma de grupo.

[36] Se toman en consideración, más que las acciones singulares y difícilmente repetibles, las aptas a transformarse en procesos, es decir en sucesión de actos repetitivos.

[37] El máximo nivel de desarrollo es el fin último de la nueva institución y afecta bien a los individuos bien al conjunto de ellos.

[38] La base de las elecciones – se debería decir la base estructural de un sistema – es la regla fundamental que crea las relaciones y todas las reglas sucesivas.

[39] La regla establece las relaciones, y por tanto las relaciones de un sistema. Ésta luego concierne a la organización de dos o más partes que se reconocen en un determinado contexto. No siempre el principio organizador – la base – está compartido por todas las partes que deben observarlo.

[40] El único principio que racionalmente puede ser reconocido válido por todas las partes y, luego, compartido por ellas, es justamente el equilibrio, entendido como orden relativo a varios niveles o como recorrido de un único nivel.

[41] Es una visión holística del género humano, más bien del conjunto constituido por toda la materia.

[42] El principio que se recuerda ciertamente no es el de reprimir los instintos, sino de reconducirlos a equilibrio en armonía con la razón.

[43] Incluso este concepto corrobora la necesidad de un equilibrio entre parte y conjunto, entre subjetividad y universalidad.

[44] El altruismo es considerado método de mejora de quien dona y de quien recibe, por tanto, del conjunto.

[45] Hay que capitalizar lo que se puede para sí mismos y para quien no puede.

[46] La solidaridad se realiza concretamente sólo a través de una correcta distribución de los recursos y de la riqueza producida.

[47] Eliminando las causas de las guerras, como el errado destino de la riqueza producida.

[48] Causa del crimen es una enfermidad y, como tal, pprevisible y curable.

[49] La libertad no puede existir para todos sin orden.

[50] Degenerar significa degradar, es decir perder el nivel de desarrollo adquirido.

[51] Los efectos de las degeneraciones siempre afectan al conjunto.

[52] La potencia debería ser de por sí suficiente para eliminar los conflictos, teniendo en cuenta las inhibiciones que la misma potencia produce en el agresor.

[53] Artículo 10 de la Constitución.

[54] Quien pide formar parte de la República de la Tierra indica (designa) el nombre de un representante. El Comité de los representantes se renueve cada tres meses en base al número de designaciones indicadas por cada representante.

[55] Bala = Fuerza; Loka = Mundo

[56] http://holos.hgov.org/balaloka.org/paesi.html